Solicitar información

  • Datos Personales




  • Privacidad


    De conformidad con lo que establece la Ley Orgánica 15/1999 de Protección de Datos de Carácter Personal, le informamos que sus datos personales serán incorporados a un fichero automatizado bajo la responsabilidad de ROSA FARRES VILARRASA con la finalidad de poder atender las necesidades y obligaciones propias del centro. Asimismo, le informamos que por el envío del presente formulario, da su expreso consentimiento para el tratamiento de sus datos conforme lo establecido anteriormente. Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición mediante un escrito a la dirección Travessera de Dalt, 29, ent. 2, 08024 BARCELONA


Dirección:
Rosa Farrés Vilarrasa

“Un viaje de lo personal a lo transpersonal”

La Terapia Integrativa “integra” un conjunto de métodos terapéuticos de probada eficacia, que permiten abordar al ser humano en su totalidad. La Respiración Consciente, la PNL, la Terapia Gestalt y la Psicogenealogía, conjuntamente con aprendizajes terapéuticos desde la mirada de B. Hellinger, Carl Rogers y Fritz Perls, facilitan conducir una sesión y sostener los procesos que surgen en la misma. La formación incluye el nivel Practitioner en Programación Neurolingüística PNL, avalado por la Asociación Española de PNL AEPNL.

La Respiración Consciente

La respiración es el vehículo que nos conduce de la vida a la muerte, nacemos con una inspiración profunda y morimos con una expiración. Cuando nacemos nuestra respiración es completa, pero al transitar por las diferentes etapas de nuestra vida nuestra forma de respirar se va bloqueando y modificando, perdiendo parte de su capacidad regeneradora. Por ejemplo, cuando estamos deprimidos casi no respiramos, mientras que cuando vivimos felices nuestra respiración se expande.

Sabemos, gracias a la ciencia, que la unidad estructural básica del cerebro es la célula cerebral o neurona. Esta célula se alimenta de oxígeno y de azúcar transportados por la sangre. Cada célula interactúa con otras desempeñando un importantísimo papel que apoya la compleja red que produce el pensamiento y la acción. Si la neurona se ve privada de su combustible, que proviene básicamente de lo que comemos y del aire que respiramos, morirá.

Se ha demostrado científicamente que la práctica de la respiración rítmica y conectada, potencia la circulación de la sangre en todo el cuerpo y especialmente en el cerebro, que deviene más abundante y más rica en oxígeno y en carbono. Esto crea unas óptimas condiciones físicas y químicas para un mejor funcionamiento del cerebro y del pensamiento.

La Programación Neurolingüística PNL

 La formación incluye el nivel Practitioner en Programación Neurolingüística PNL, avalado por la Asociación Española de PNL AEPNL.

La PNL estudia el modelo básico de la comunicación humana. Cómo las personas estructuramos, pensamos, aprendemos, actuamos y organizamos nuestras informacio­nes internas, y cómo vemos y percibimos al otro a través de nuestros propios mapas.

La “programación” se refiere a la habilidad de descubrir y escoger cómo podemos organizar y programar nuestra neurología, para que nuestros pensamientos y palabras nos guíen hacia la consecución de resultados diferentes.

La parte “neuro” de la PNL recoge la idea fundamental de que todo comportamiento proviene de nuestros procesos neurológicos de visión, audición, olfato, gusto, tacto y del sentimiento. Tomamos contacto con el mundo mediante los cinco sentidos y damos sentido a la información actuando según la misma.

La parte “lingüística” indica que usamos el lenguaje verbal y otros sistemas de comunicación no verbal para ordenar nuestros pensamientos, a través de los cuales nuestras representaciones neuronales son codificadas.

El entrenamiento en PNL nos facilita herramientas para desarrollar capacidades y generar recursos de observación y flexibilidad en el campo de la comunicación, en los comportamientos y en las creencias, que nos permitirán pensar, comunicarnos y actuar de forma efectiva en el mundo.

El Pensamiento Sistémico y Fenomenológico

Al pensar y mirar la vida en términos sistémicos y fenomenológicos, la culpabilidad, los juicios y los reproches hacia nosotros mismos y los demás dejan de tener sentido. Uno comprende que cada cual actúa desde su propio punto de vista y sus circunstancias, y ve como las respuestas de cada uno van siempre en la dirección de defender de sus propios intereses.

Aprendemos a buscar palancas para salir de los bucles de realimentación, que están implícitos en todo conflicto.

La Terapia Gestalt

La Terapia Gestalt trabaja con “lo que hay”, con “lo que es”, y lo hace enfatizando en el “aquí y ahora”, en el “darse cuenta” y en la “responsabilidad”. Todo lo que no se da en el presente y en la conciencia son fantasías que, en el mejor de los casos, nos pueden consolar pero que no tienen que ver con nuestra realidad. Creemos muchas cosas y en muchas cosas, pero si no se dan aquí y ahora no son reales. Podemos coger el timón de nuestra nave y navegar hacia nuestro propósito de vida o ir a la deriva a merced de mareas y corrientes.

A menudo nuestro diálogo interno, nuestras creencias, interpretaciones y expectativas nos impiden ver la realidad y al otro. Somos cuerpo, emoción, mente, intuición, espíritu… con inmensas posibilidades de sentir, de expresarnos, de gozar y vivir.

La Terapia Gestalt nos trae a la Vida, una y otra vez, para que la podamos saborear y vivir a nuestro gusto.

La Psicogenealogía

La idea de que nuestros destinos pueden estar determinados por la historia psicológica de las generaciones anteriores es muy antigua. Las primeras terapias inventadas por el hombre lo atestiguan, la Medicina China y la Africana trabajan siempre con la armonización de la persona con sus antepasados.

La Psicogenealogía es una terapia que recupera los lazos contextuales y transgeneracionales de nuestro árbol genealógico. Nos permite ver y “darnos cuenta” de lo condicionados que estamos por nuestro sistema familiar en cuanto a emociones, creencias, miedos, muertes, depresiones y enfermedades que vienen a nuestra vida a través de él. Nuestras lealtades invisibles al sistema familiar no nos permiten vivir nuestra propia vida.

A partir de reconocer y honrar todo lo que somos, podemos transformar “nuestros destinos condicionados” y tomar nuestra vida con todo el poder y la fuerza del momento presente.

La Formación en Terapia Integrativa surge como respuesta a la necesidad de aquellas personas que quieren profundizar en esta dirección, tanto si sus objetivos de mejora son personales como profesionales.

Formaciones en terapia integrativa

Qué es el Pensamiento Sistémico?