Publicado el & archivado en General.

Durante el pasado fin de semana tuvimos la suerte de disfrutar con la presencia del Profesor Dr. Franz Ruppert, de Múnich. Sabíamos que el taller de “Constelaciones y Trauma” iba a ser muy interesante, pero no esperábamos que causara un impacto tan profundo.

Franz Ruppert 2014-10-04

Al empezar el taller todos los participantes sabíamos que existían los traumas, y que estos pueden físicos y/o psíquicos, pero lo que no todos teníamos tan claro era hasta qué punto los traumas de la infancia nos mantienen fragmentados y nos impiden vivir con plenitud hoy, aquí y ahora, a pesar de todos los años transcurridos.

 

A medida que se iban desarrollando las primeras constelaciones, el asombro y la inquietud empezaba a florar en las caras y los cuerpos, pues se mostraban aspectos y comportamientos que no nos eran ajenos, ni a nosotros ni a nuestros sistemas familiares.

Así que después de la primera sesión del viernes corrí a mirar el diccionario y encontré los siguientes significados para la palabra trauma:

  1. Herida o lesión producida por una violencia externa.
  2. Suceso o experiencia, físico o psíquico, que produce herida o importante perturbación neuropsíquica.
  3. Suceso de la primera infancia que deja una huella para toda la vida.

Me dije a mí mismo “pero si esto ya lo sabía !!!”, y me pregunté qué era lo que nos estaba impactando tanto… Y por fin, al día siguiente, entre constelación y constelación, Franz nos fue desvelando la sabiduría y la metodología que sustentan su trabajo, y nos habló de cómo los inevitables traumas de la infancia nos fragmentan, a cada uno de nosotros, en las varias partes que indico a continuación. (El texto entre comillas está extraído del libro de Franz Ruppert, que recomiendo seriamente, “Trauma, Miedo y Amor”):

Partes sanas: “Estructuras psíquica que funcionan correctamente”

Partes traumatizadas: “Las estructuras psíquicas en las que están representados los sonidos, olores, imágenes, percepciones, sensaciones corporales, sentimientos de miedo, rabia, pudor o asco y todos los pensamientos que recorren el cuerpo y la mente de una persona durante una situación traumática”.

Partes supervivientes: Las que utilizan estrategias de supervivencia “que fueron imprescindibles en la situación del trauma, pero que ocasionan más daño a la persona afectada y a su entorno social que lo que tienen de utilidad”.

El procedimiento con el que Franz Ruppert ha trabajado en el taller de este fin de semana es “La constelación de la Intención”.

Espero que os haya gustado y motivado a profundizar más.

Sebastià Riera

Terapéuta
Fundador de Meta Escola

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *