Publicado el & archivado en Chamanismo, Espiritualidad, General, Meta.

“A veces un corazón está abierto, a veces cerrado, a veces suave y a veces duro como una roca. A veces un corazón abierto no nos ayuda y debe aprender a cerrarse un poco; a veces un corazón que está cerrado no necesita una apertura, sino tiempo para encontrar sanación.  Si escuchamos el corazón, nos dirá lo qué necesita”.

Con estas palabras se anunciaba el training impartido por Daan en Mayo. Y ciertamente, cuando la tecnología y la ciencia acaparan el tiempo y el espacio, cuando la mente nos impide ver la “realidad” mediante sus etiquetas y parciales explicaciones, el corazón es el último reducto del ser humano. Es ese lugar donde reside el amor, sin pasado ni futuro… solo existencia, consciencia y presencia.

Han pasado doce años desde su primer taller en Barcelona, y su “magia” sigue creciendo. Los rituales sistémicos crean campos de energía en los que aparecen elementos nuevos que nos ayudan a sanar el corazón y que modifican la realidad, o la percepción que tenemos de ella.

Hemos trabajado en rituales colectivos donde todos hemos participado, y también en pequeños grupos. Hemos practicado el hacer constelaciones con piedras, en una forma aplicable a las sesiones individuales.

Ha habido gran sanación en el curso. Estamos muy contentos y agradecidos. Un año más hemos tenido el privilegio de contar la presencia  de Daan. Hemos aprendido mucho y tenemos herramientas para expandir esta “magia” de sanación.

Gracias Daan. Nos vemos en 2019!!!

Sebastià Riera i Morlà

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *